Twitter icon
Facebook icon

El Intendente encabezó emotivo homenaje a Nilda González

El Intendente Ongarato encabezó emotivo homenaje a Nilda González en el Centro Cultural Melipal

 

La Municipalidad de Esquel a través de la Secretaría de Cultura y Educación realizó un emotivo homenaje a la artista plástica Nilda González, recientemente fallecida, quien fuera responsable del Área de Patrimonio Cultural durante casi diez años y Coordinadora del Centro Cultural Esquel Melipal. El acto fue encabezado por el Intendente Sergio Ongarato, junto a los hijos de Nilda: Fabiana, Pablo, Cecilia, Marita, y nietos.

Estuvieron presentes también el concejal Diego Austin; el secretario de Cultura y Educación, Damián Duflós, la directora general de Cultura, Celia Yonamine, además de artistas locales y amistades de la artista.

El homenaje surgió a partir de la iniciativa de diferentes hacedores culturales que se acercaron luego de aquel 13 mayo en que Nilda partió, manifestando la necesidad de recordarla. Ante el pedido, la Secretaría de Cultura y su familia acordaron el día 2 de diciembre como fecha para realizarle un merecido homenaje.

Nilda, quien durante casi diez años se desempeñó a cargo del Área de Patrimonio Cultural de la Municipalidad de Esquel, nació un 21 de noviembre de 1951 en Avellaneda, Buenos Aires. Y por circunstancias de los años cincuenta y teniendo ella un mes de vida, su familia decidió mudarse a Esquel, donde se anclaron como un coirón y “feliz por ello” solía decir ella.

“Soy de las que no han recibido encomiendas, nunca me marche del pueblo. El pueblo…mi pueblo devenido en pequeña ciudad de la cordillera chubutense. Capital del Noroeste como nos dicen algunos, portal a la Patagonia profunda como dicen otros. Yo solo digo Esquel, mi pueblo…”, fueron sus palabras plasmadas en una reseña de sus últimas muestras. Fue Maestra Normal Nacional,  Maestro Mayor de Obras (de Raza Politécnica) era su adjetivo.

No conforme con ello, también estudió Maestra de Dibujo. Y se dedicó a pintar. Comenzó la carrera en el noventa, y se recibió en el noventa y cinco.

Sus Maestros en las Artes Plásticas fueron Miguel Ángel Guereña, Eva Farji, Ivana del Blanco, y Marta Sottile, con quien continúo formándose durante los últimos años.

Además de trabajar para el patrimonio cultural de nuestra ciudad y de administrar el Centro Cultural Esquel Melipal, fue parte de la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos. Tuvo su   pequeño taller de pintura, formó parte de la comisión del Encuentro de Escultores, entre otras actividades.

Sus muestras recorrieron  distintos lugares de la provincia, tanto de forma  individual como  colectivas. Participó  en el vecino país de Chile en un colectivo cultural anclado en la ciudad de Viña del Mar,  como así también en salones patagónicos y provinciales. Expuso en Buenos Aires por gestión compartida  e invitada en esa oportunidad. Durante 2014 dos de sus obras giraron por el país.

 

UNA TRABAJADORA INCANSABLE

Nilda consideraba que el trabajo y la constancia daban buenos resultados. Siempre aconsejaba y conversaba con sus compañeros de trabajo. Algunas veces también discutía. Pero siempre tenía en claro y manifestaba que, “había que trabajar por aquello que muchas veces no vemos, aquello que solo el tiempo es capaz de evidenciar”, por esto y por muchísimo más, su incansable y constante trabajo hicieron que la Municipalidad, a través de la Secretaría de Cultura, le rinda un homenaje en el Centro Cultural Esquel Melipal, espacio donde ella pasaba muchas horas de su tiempo, trabajando, conversando, recibiendo a los diferentes hacedores culturales de la ciudad.

En el marco del acto el Intendente Ongarato junto al Secretario de Cultura, Damián Duflos, y miembros de su familia, descubrieron una placa y foto conmemorativa en homenaje quien en vida fuera Coordinadora de este Centro Cultural y del Área de Patrimonio Cultural.

En representación de la familia se dirigió a los presentes su hija Fabiana, quien agradeció a todos los presentes “por estar en este acto. Todas las personas que están hoy acá eran importantes para mamá y nos acompañaron en el último tiempo de su enfermedad. Cada una está especialmente invitada y queremos que lo sepan”.

Destacó por otro lado “la presencia del Intendente Ongarato, del secretario de Cultura y lo que ha hecho Celia que, sin conocer a mamá se puso este proyecto al hombro y con mis dos hermanas le dieron para adelante. Ha sido una semana muy movilizadora para nosotros. Es muy emotivo encontrarnos hoy en este lugar que, para mi mamá significó tanto. Ella dejó su vida acá adentro, con alegría y amor. Pasaba muchas horas acá porque realmente lo disfrutaba. Mamá estuvo en este lugar desde antes que fuera la Terminal de Ómnibus, hasta que se transformó en lo que hoy es y por lo que ella luchó tanto. Para nosotros el Centro Cultural Melipal es un poco nuestra casa porque, muchas veces veníamos a verla acá. Gracias a todos por estar, a los que nos acompañaron en las buenas y en las malas”.-

 

Municipalidad de Esquel

Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)